Subir montañas. Aprender, avanzar y mejorar…siempre mejorar. Luchar y perseverar…siempre perseverar. Imaginar y soñar…siempre soñar. Compartir, sentir y reír…siempre reír. Fracasar y triunfar…como aprendizaje. Intuir y prever…puede no ser cierto lo que ves. Entender el entorno…que no conoce piedad. Escuchar las señales…que son legión. Navegar…con calma justa. Decidir…es tu libertad. Asumir el sufrimiento…que alguna vez llegará. Proteger…el compañero es tu mitad. Corazón caliente y sangre fría. Humildad debida.
Aún así… nada es seguro. Nadie te obligó…y a nadie exigirás.
Luego…bajar de allí… con las mismas reglas.
Vivir.

lunes, 14 de julio de 2014

Trucos varios en escalada

Esto de llevar "friends" - cacharritos de levas - de tamaño descomunal... cada vez se hace más necesario.

Supone - además - la posibilidad de asegurarse o montar reunión en lugares donde solo existen las grietas grandes... o bloques apoyados... o allí donde crece ése hierbajo que ocupa un buen lugar.
El problema es que colgar del arnés dos o tres - o más... ¡quién sabe donde vais! - cacharros de semejante porte, origina un bulto importante.

El apaño que os muestro no es nuevo... hace años que se utilizó con los primeros "friends" que aparecieron en el mercado... y aprovechando algunos agujeritos en las levas ¡zas!... llegó la idea.

... un alambre y un cordino fino... fino...

... sencillo...

... detalle...

Conviene plegarlo únicamente durante la escalada... con el fin de no "dar de sí" los muelles de las levas.

El sistema es bueno y rápido de retirar cuando nos disponemos a utilizarlo... incluso con una sola mano... o los dientes ¡si son de fiar!.

Y ciertamente reduce el volumen...


Claro está que para los minimalistas... o cuando el terreno lo permite... un palito también hace el apaño, aunque no pliega en el mismo tamaño...

... método ecológico...

Los "friends" modernos no siempre disponen de los "agujeritos" adecuados... aun así pueden servir las zonas aligeradas de las levas - ocurre lo mismo que con el truco del palito... no pliega en tamaño tan pequeño -... pero se nota la reducción...


Siguiendo con otro viejo truco - nunca está de más recordarlo -, tenemos éste otro que se inventó al mismo tiempo que surgieron los primeros "friends" de vástago rígido.

Aquello de que los cacharritos "caminaban" no resultó un milagro... ciertamente caminaban y cuantos habrán quedado abandonados por ahí.

En cualquier caso... podemos seguir utilizando el método para los "friends" modernos - ya con vástagos flexibles y tiradores de plástico, etc. -... eso sí... según marcas y modelos es posible que tengamos que ingeniar alguna vuelta más con el cordino... pero funcionará.


... ¡cuidado con pasar mosquetón por el cordino!... ¡nooo!...

La longitud del cordino dependerá del usuario - recomendable no supere mucho el final del vástago -... pero si se prefiere largo - ¡cuidado NO mosquetonear el cordino! - tiene como ventaja la posibilidad de "apurar"mucho eso de meter el "friend" hasta el fondo.

En algunas ocasiones no será necesario empujar el vástago con los dedos o el sacafisureros y tirar del cordino... bastará  con dar tirones del cordino y el "friend" se acercará o regresará a nuestras manos.

Por supuesto que sugiero colocar el truco solo en los números más pequeños - los que hacen difícil intentar mover levas con el sacafisureros, por la estrechez de la fisura -... o los que más nos sacan de apuros o aquellos con los que el compañero tiene una tensa relación y desea perder de vista.


Continuamos con otra tanda de viejos trucos - poco a poco van desapareciendo las viejas instalaciones de buriles o tornillos sin chapa -... aún así los volveremos a recordar, añadiendo algunas otras variantes que pueden servir de ayuda... siempre y cuando las tengamos vistas y se recuerden en el momento preciso.

La solución ante la temida tornillería de los clasicorros, en épocas pasadas, consistía en "lazar" el tornillo con el cable de un empotrador... o utilizar la sencilla "chapa recuperable"...


Pero - hoy en día - lo más usual será encontrarnos con el espárrago... sin chapa... de un parabolt.

Bueno, esto si los que se dedican a "ajustar" vías ajenas... porque deciden que ése seguro o reunión no debe estar ahí... no han decidido machacarlo todo, entonces nada hay que podamos resolver.

Pero si, por el contrario, asoma el deseado espárrago... tendremos varias opciones dependiendo de lo que llevemos encima... porque algo hay que llevar... eso sí.

Si solo disponemos de fisureros... la única opción será "lazar" - al igual que hemos comentado más arriba para tornillería -... pero sin la seguridad de la cabeza del tornillo... total... ¡muy mal asunto!.
Pero así es la cosa.

Si somos previsores y echamos un par de tuercas (abandonadas en la bolsa de magnesio, siempre las encontraremos) de la métrica más común hoy en día M10 - la métrica 8mm también podemos encontrarla, aunque es menos usual -... tendremos que decidir o duplicar -... podremos salir del paso "lazando" de nuevo, pero con tuerca... ¡algo mejora la cosa... aunque no tiene garantía total!.

Si también llevamos un par de chapas - M10 también nos servirá para espárrago M8 -... aunque sea necesario apretar a mano... pues habremos avanzado más.

Y si cambiamos chapas+tuercas por cancamo - además de apretar mejor a mano o ayudado con un mosquetón - la cosa será muy rápida de colocar, en situaciones que así lo requieran.
Muy recomendable... aunque algunos gramos más a cargar.

... fisurero... chapa+tuerca... cancamo...

Pero... si estamos en montaña y llevamos clavos - por supuesto también las dichosas tuercas -... podemos prescindir de chapa y colocar uno de los clavos más clásicos y recomendables... el "knife blade"... un extraplano que dispone de un agujero extra en la hoja - no todos los "knife blade" lo llevan -.


... posición horizontal... voltear mosquetón...

Dos cosas a tener en cuenta: puesto que no podremos apretar mucho la tuerca - se supone que lo hacemos a mano -... y el agujero de la hoja queda en una posición paralela al "ojo u oreja"... añadiendo, además, la posibilidad de que el espárrago sea demasiado largo y sobresalga en exceso de la tuerca... entonces... la posición del clavo será la natural que "busque" el centro de gravedad, es decir, la horizontal - evitando además que el mosquetón - recomendable voltearlo... aunque no es lo suyo - pueda hacer palanca sobre el espárrago.

Esto de que los espárragos sobresalgan en exceso de la tuerca es algo común... un error del equipador que tiene mucho peligro  y puede ocasionar la ruptura del mosquetón cuando éste se coloca "a su libre albedrío" en mala posición y hace palanca con el espárrago; ¡atentos a esto!.

Un viejo amigo solía llevar - en vez de tuercas convencionales -... un par de "palomillas o mariposas"... y se apañaba para muchos imprevistos.
Probad en "dique seco" todas las posibilidades que ofrece - ¡sin olvidar que hablamos de soluciones desesperadas para situaciones desesperadas! -... a ver que os parece...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...